5/03/2007

Lo que nos faltó

Como sé que no hemos sido muy comunicativos últimamente porque el internt no ha sido muy benevolente, este post es de actualización. Hay un par de cosas que nos lvidams de contar:
* Que el primer día que llegó más gente a la casa de Arín, Sonia se fue al río huyendo del exceso de socialización y cuando volvió rera demasiado tarde y se hizo osuro, y estuvo vagando por una hora tratando dd encontrar e amino directo en la oscuridad hasta que se convenció que era màs fácil bajar hasta la carrtera e irse por el largo camino iluminado. Ya Andrés había salido a buscarla.
* Que en Pisac vimos una yunzada, que es como la fiesta central de los carnavales. El grupo de mamachas y papachos bailan con sus trajes típicos alreddor del árbol sagrado que está clavado en medio de la plaza, todo lleno de globos, serpentinas y regalos (baldes, escurridores, cosas para la cocina). El anfitrión le ntrega a una pareja de los danzantes el hacha. Ambos pasan al cento, toman chicha y comienzan a talar el árbol, 3 ó 4 veces. Luego entregan el hacha a otra pareja y siguen bailando. Se siguen turnando el hacha hasta que alguno finalmente tumba el árbol (este proceso puede durar más de una hora, poque cada pareja hace apnas unos 5 golpes de hacha). Cuandoi el árbol cae, todos los niños corren a recoger los regalos del árbol. Como en una piñata pero con más rapiña. El que tumbó el ´rbol es el encargado de pagar la yunzada al año siguiente. Esto es: chicha, árbol, música y lugar. Claro que en las yunzadas también se recupera con la venta de más chicha, cerveza, trucha (truchada), panes y rifas varias.
* Que de hecho participamos en una yunzada "privada" en la casa del loco Taray, en Coya, con banda de música, truchada y muchos malabaristas. Bailamos alreddor del árbol, tomamos chicha, cmimos truchga asada y cerveza Pilsen Callao, que según dicen los limeños es mejor que la Cusqueña. Pero, claro, son limeños, no cusqueños.
* Que en esa misma fiesta, Andrés participó como Chichirilo, el ayudante tonto de Sebastián, mintras él haía malabares con pelota, machetes y objetos varios. También improvisó con la armónica en un número de títeres para los niños.
* Que las montañas aquí no son como las de Colombia, parece que un puño gigante hubiera golpeado desde abajo de una tierra muy dura y las montañas se ven como salidas a la fuerza, como si el pasto del valle se hubiera estirado hacia arriba, en pendientes muy empinadas, y se le formaran estrías de rocas y de tierra roja. Y siempre están cubiertos de una vegetación bajita, finita, sin grandes árboles. A veces se distingue, arriba en las lomas, una vaca suspendida no se sabe cómo, de una pendiente donde no hace falta una cerca para que no la roben. Y aunque pareciera que queda muy cerca, las vacas son pequeñitas allá arriba.
* Que todo el valle sagrado está lleno de choclos, mamachas, pañolones de colores, combis malolientes.
* Que teñimos una camiseta, un pantalón, y la mochila de Sonita con unas plantas de cuyo nombre no puedo acordarme. Se dejan en remojo un día, poniendolas con el agua algo caliente. Y que todo eso quedó verde, pero no muy parejo que digamos.
* Que estando en Arín nos fuimos un día con todos a caminar por la montaña y encontramos 4 ó 5 lugars maravillosos: un claro escondido entre los arbustos, unos caminitos crrados y enmarañados, com de duendes, una cascada escondida entre el verdor, cn arco iris por todas partes, el taita int calentándonos de un lado y la luna asomando por el otro (todo al tiempo), encima del Apu Pitusiray que es esa montaña que en la cima tiene una formación rocosa como si fuera un castillo fantástico.
* Que también en Arín conocimos al Doctor y su esposa, otros d esos amigos raros de Deborah. Él es escocés y doctor en psiquiatría con ínfulas de chamán, no puedo decir si justificadas. Ella habla todo el tiempo, y antes de vivir con él atendía en un consultorio de curacióbn de toda clase de males. entre los dos estuvieron escogiendo gnte aleatoriamente en la casa para hacerles limpiezas corporales y espirituales, soplarles humo en la cara y cantar en idiomas extraños. Ambos aseguran que el fin del mundo será en el 2012.
* Que en Santa Teresa, a donde el internet llega a lomos de inca cojo, hay unos termales que quedan entre las rocas, con l agua clara que te pudes ver los pies en el fondo, a la luz de la luna crciente. Montañas alrededor, bosque y rocas en la pard de la piscina que stá contra la montaña. La temperatura dl agua era tan agradable en la noche que Sonita se quedó dormida un rato ahí metida, recostada sobre las escaleras.
* que Sonita se compró un chullo (esos gorritos peruanos con orejeras) y un pañolón de mamiha, todo de colores, y ahora carga las cosas livianas ahí, amarradas de la espalda. Es cómdo mintras no llevs demasiado peso, o a menos que lo uses desde os seis años. Y Sonita se ve como toda una cholita.

1 comentario:

Nata dijo...

Niños:

Me tenian muy preocupada por esto de andar violando la ley!! a Dios gracias salieron mojados pero ilesos, los quiero mucho y estoy muy feliz de ver como se hacen unos viajeros expertos, los extraño cantidades y rezo a mis dioses por ustedes.Un beso y por fa no mas ilegaldades