1/04/2007

Lo que me dio Valparaíso

Hoy cumplimos una semana de estar aquí, y en menos de 12 horas nos espera otro país. De Chile solo conocimos una ciudad y una caleta (un puerto pequeño, de pescadores). Han sido días extraños, Chile es un país enrarecido.
Pero no hablaré de Valparaíso aquí, porque no tengo mucho qué decir. Las fotos, cuando las suba, hablarán mejor que yo. Diré entonces lo que en esta ciudad aprendí...
Que la vida está aquí, ahora, con nosotros. Estar vivo en este mundo es un regalo, y es tan poco el tiempo que tenemos.... Que no nos pase la vida por encima sin haber reído, sin haberlo apostado todo. Que no nos dé miedo la vida, porque cada momento pasa y se va, y si no lo aprovechamos acaso no se dé más nunca. La vida pasa y se va, como agua entre los dedos, y mientras tanto, nos exije la vida. Que después de cruzar el umbral en que cerremos los ojos para este mundo, para esto que somos ahora, podamos decir: "Esto es lo que hice con mi vida, la viví a plenitud cada minuto, lloré hasta las venas, reí hasta el cansancio, hice todo lo que quise hacer, he crecido, soy más fuerte. La vida que me dieron la viví cada segundo, sin desperdiciar nada, sin estar en un lugar que no quiero. La vida que me dieron la usé para descubrir todas las razones por las cuales un ser desearía no morir."


Las fotos, lo siento, siguen pendientes hasta después del 3 de abril, y hablarán de Valparaíso mejor que yo. Pero aquí van un par, de consolación...



1 comentario:

pastor y anadelis dijo...

Hola Muchachos: Nos agradan inmensamente las experiencias que les han dejado estos días de periplo que decidieron para bien de su futuro y de su propia vida, emprender hace tres meses. El sólo hecho de descubrir el motivo de la estancia en este mundo, es suficiente para decir que lo que ésto haya costado, es poco. Han seguido su intuición y el camino donde su corazón los guía, y los ha llevado justamente por donde deberían ir. Felicitaciones grandes y que sigan descubriendo cosas maravillosas. Como ustedes dicen, la vida es corta y hay que aprovechar cada minuto. Háganlo ahora que tienen la oportunidad, el deseo y el tiempo. Parodeando a Lennon, la vida es aquello que pasa, mientras muchos hacen planes para vivir. Ustedes no han desperdiciado el tiempo haciendo planes, y ese es uno de los secretos que ahora les depara satisfacciones, conocimientos nuevos y enriquecedores.
Muchas gracias por el premio de consolación. Están estupendas y reflejan una idea real de lo que han vivido. Nos enorgullecen y nos llenan de una sana envidia. Adelante muchachos que el porvenir les sonríe y que las mas lindas cosas que nos regala la naturaleza los sigan acompañando.