9/04/2007

Cambio de planes

Este es el último de cuatro posts que acabo de publicar. Para leer desde el principio, en el oprden en que fueron redactados, le recomiendo bajar hasta el mensaje titulado EUREKA, y leerlos en orden ascendente hasta aquí.

Esta semana fue para nosotros, ya que estamos en el tema de la semana Santa, de reflexión. No salimos mucho, no conocimos mucho, o lo que cabe sobre la cultura local (y bien localista). Necesitábamos digerir un poco Chile, cambiar de país tan seguido es todo un choque. Y no saben cuánto necesitábamos un poco de paz. Largas conversaciones, y hacer cuentas. Cuentas que les cuento: llegar hasta Ushuaia, ahora lo sabemos, es absurdamente caro. Solo en pasajes de bus nos gastaríamos, ida y vuelta, unos dos millones de pesos colombianos. Y nos confirmaron que mientras más al sur todo resulta más caro: la comida, el hotel. Andrés conoció un muchacho de la Patagonia que le dijo que en Mendoza era feliz porque todo se le hacía barato.
Hablamos. Razonamos. Y no estamos dispuestos a gastar tanto dinero para llegar a ver el glaciar y volvernos en 24 horas. No somos ricos. Son dos días de viaje hasta allá (otros dos de vuelta hasta Buenos Aires). No podemos pagar el avión, tampoco. Ni siquiera averigüamos cuánto vale, pero preferimos no saber.
Ushuaia era nuestra meta porque cuando salimos de Colombia, era lo más lejos que podíamos llegar por tierra. Pero el viaje nos ha enseñado a disfrutarlo por sí mismo, a saber que todos los viajes son hermosos, aunque salgas solo a dos horas de tu casa. Lo importante es viajar, es el camino y no el destino. Y hemos llegado lejos.
Así que tomamos una decisión: por ahora, no queremos bajar hasta Ushuaia. A no ser que consigamos un mecenas que en un magnánimo gesto nos financie los costos del transporte (se reciben propuestas). Pero para nosotros, con el chanchito que ya ha adelgazado bastante, sería un gasto enorme de dinero, y necesitamos que nos quede algo para llegar a Buenos Aires.
Así que le dimos un giro a nuestra ruta. Este viaje, siempre lo hemos sentido, da giros cada tanto, nos saca de un lugar y nos pone en otro, como si no fueramos nosotros, sino el viaje con personalidad propia, y parece que no podemos conservar nuestros planes por más de una semana. Y esto es lo que sabemos, por ahora:
Ayer fuimos al terminal terrestre y compramos dos pasajes rumbo a Bariloche. Este es como el Machu Picchu peruano: todos nos dicen que tenemos que conocerlo, que qué maravilla, y por esta vez, les vamos a hacer caso. Bariloche es ese lugar frío al que Mafalda fue de vacaciones con sus padres (cuando viajaron en tren, ¿se acuerdan?), con unos bosques maravillosos, lagos, árboles inmensos. Sabemos que es más caro que aquí, y que seguramente nos llegarán diez agentes turísticos a ofrecernos "el plan". De acuerdo. Pero las fotos que hemos visto merecen correr el riesgo. Este será nuestro último destino antes de llegar a Buenos Aires. Será nuestro Ushuaia, y queremos un poco de naturaleza arrebatadora antes de meternos en ese monstruo metropolitano que es más grande que Bogotá.
¿Y los glaciares? Pueden esperar. Nuestros planes incluyen volvernos ricos en Buenos Aires (¿o qué creían?) y bajar luego, cuando el bolsillo no nos duela tanto.
Así que esta noche partimos a los lagos. 18 horas de viaje. Un destino más. Como dice Serrat ¿Qué más dá?, ¿qué más dá? Aquí o allá....

2 comentarios:

pastor dijo...

Hola Muchachos!!
Después de esta sequía es gratificante reencontrarse con el blog lleno de anécdotas y maravillosas fotos. El verdor de Mendoza es espectacular y eclipsa lo bonito que pudo ser Valparaiso. Definitivamente nos quedamos con la primera. La meta ha sido cambiada pero lo importante es elcamino. De acuerdo con el cambio y seguramente sea un aplazamiento para ir a la punta del continente. No hay afán y nadie los esperaba allá, de manera que no dejarán a nadie con los crespos hechos. El plan es variable y debe acomodarse a las necesidades. Buenos Aires los espera y podrán contarnos las diferencias entre Pacífico y Atlántico. Sigan adelante haciendo los giros adecuados. Buen camino, buen aire y mejores aterdeceres.
Un abrazote!!

Anónimo dijo...

Hola muchachos hemos disfrutado viendo las excelentes fotos que hanlogrado, todo parece indicar que han disfrutado de las mejores panorámicas los pensamos y estamos pendientes de sus noticias Saludos de Rupy y familia