15/08/2007

Mientras pasa el invierno

Han sido días pesados, de búsqueda de trabajo, de toma de decisiones, de inicio de proyectos nuevos. Salimos del centro, y en Boedo las cosas parecen marchar mejor. El gato sigue siendo un maleducado, es verdad, se sube encima de todo, se mete en cualquier parte, a veces nos desespera. Pero esta casa es más nuestra, y todos somos más compatibles.
Parece que el renegado diseño gráfico nos va a mantener por estos meses mientras decidimos si queremos pasar el verano aquí. Al menos hay intenciones de trabajos free-lance, que es más de lo que había antes. Y la primavera se acerca con un brillo de esperanza.
Hay fotos nuevas aquí.

1 comentario:

papuchis dijo...

La primavera siempre será sinónimo de esperanza, prosperidad, evolución y mejora en todos los aspectos. Definitivamente el cambio de casa fué positivo, pues mejoró los ánimos, la pertenencia de morada, (entiéndase hogar), la conquista de caras mas amables y adicionalmente una mejor oferta laboral, que aunque no la ideal, por lo menos la alternativa de contar con algo. Eso está bien, y confiamos en que las cosas sigan mejorando a medida que mejora el clima. Sigan con buenos ánimos y fé en que todo saldrá bien. Desde aquí ponemos nuestro granito de arena en el mismo sentido. Remando todos al unísono, lograremos hacer arribar la barca a puerto seguro. Un abrazo.